Disertación sobre lo “natural”

Por Neda Mendoza (2ºA Bachillerato):

Quisiera hacer cuestionar en este texto a todos los lectores sobre el significado de “natural”, no solo el significado que posee en el diccionario (el cuál no quiero cuestionar) sino el significado que nosotros le solemos dar, el significado de bueno. La primera pregunta que formularé será el por qué le damos dicho significado ¿quizás porque despreciamos lo artificial? ¿Por qué todo lo que hemos creado hasta ahora, lo artificial, ha sido objeto de desgracias? Refiriéndome a la industrialización por ejemplo; o porque realmente nos lo enseñan así, porque sí y ya.

Pero, ¿realmente de donde aprendimos que lo natural es sinónimo de bueno? La respuesta es del entorno que nos rodea, como muchas otras cosas; sino recordad ese anuncio de x producto 100% natural, el cual ya asumimos que es mejor que el resto. De cosas como esas lo aprendemos. Aun así, pequeños detalles como esos no deberían preocuparnos. Haceros cuestionar si realmente un yogurt o un zumo totalmente hecho de ingredientes naturales es mejor que otros productos no es lo que quiero conseguir.

Esta utilización del término “natural´´ adquiere un carácter opresivo en variados casos, como cuando la homosexualidad es tachada de antinatural por grupos religiosos, simplemente porque no se ajusta a los modelos tradicionales de una familia funcional (pareja heterosexual, según ellos) y porque no es algo que se manifieste en la naturaleza (totalmente falso); y es por ello que muchas veces la homosexualidad es vista por grupos ultraconservadores (y no tan ultraconservadores) como una enfermedad, como algo asqueroso, como una moda pasajera o como algo extraño. Y no ocurre solo con la homosexualidad, también se tacha de antinatural la bisexualidad, la transexualidad, las relaciones no monógamas, las familias no nucleares, cualquier conducta que no obedezca a los roles de género…; mientras que la familia heterosexualidad que cumple con los roles de género es definida como la única forma de relación buena simplemente porque es “natural´´.

Decir que algo es malo por no ser natural es una absurda falacia que se desmonta con las siguientes preguntas, ¿Por qué lo natural tiene que ser bueno, si realmente en la naturaleza la línea que separa el bien y el mal queda difuminada por los instintos y la necesidad de sobrevivir? ¿Hay alguna ley universal que nos diga que lo natural es igual a bueno? ¿Qué es la palabra naturaleza más que un simple termino con valor abstracto cuya función es definir de una manera muy simple e incompleta nuestra compleja y cambiante realidad?

Esta ridícula discriminación de las diversas maneras del ser humano, tan complejo e incomprendido, que tiene de ser y comportarse es injusta e intolerable. Una persona que no sea heterosexual, por ejemplo, no es diferente de una persona heterosexual. Como persona que es, puede realizarse y auto superarse, y llevar la vida que le dé la gana. Al final, la asociación de las conductas “naturales´´ como conductas buenas es solo una nefasta tradición arraigada en nuestro pensar que deberíamos borrar.

 

2 Comentarios

  1. ¿Que voy a decir de este texto? Muchas veces he tenido una conversación con mi hijo sobre este tema y es gratificante que tus hijos vean la vida de esta forma, pues dirán mucho de ellos y transmitirán su respeto por el mundo que les rodea.

  2. Por otro lado yo lo veo así, a mi no me gusta nada la carne de cabra,y sin embargo me siento en la mesa con los que si les gusta y la comen. Con no comerla tengo, no tengo por qué decir nada acerca del plato, pues respeto a quien se lo come, de la misma forma que se respeta que yo no la coma.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*