Disertación “El trabajo por encima de la necesidad de vivir”

Por Neda Mendoza Calvo (2º BACH A):

En una sociedad cada vez más masificada, donde la producción de bienes aumenta descontroladamente a favor de satisfacer una mayor demanda, (la demanda enfermiza de una sociedad materialista, superficial e individualista cuyo estilo de vida es el consumo descontrolado), y en detrimento de nuestro tiempo libre debido a un aumento de las jornadas laborales; se ha promovido una idea detestable que se podría resumir con la siguiente frase: “En vez de quejarte deberías estar trabajando´´.

La idea que nuestro trabajo está por encima de nuestro tiempo libre ha sido promovida sobre todo por aquellos sectores conservadores de la sociedad (empresarios y personas pudientes) y responde; como ya sugerí antes, al aumento de la demanda de bienes de nuestra sociedad. Aquel que lucha por sus derechos y por unas condiciones laborales no abusivas y que convierten nuestras vidas en un simple ciclo de “dormir, trabajar y vuelta a empezar´´, es insultado, tachado de vago y calificado de imbécil, radical e hipócrita; ya que, si realmente estuviera en una mala situación, entonces que hace quejándose en vez de trabajar para obtener el dinero suficiente y salir del aprieto, ¿verdad?

Les tengo una pregunta para aquellas personas que comparten esta idea, ¿para que trabajamos? Sonará obvio, pero nosotros trabajamos para subsistir y para poder llevar una vida plena. Si existen personas en nuestro país que trabajan 10-12 horas diarias para alimentar a sus familias, cobrando solo lo necesario para llegar a duras penas a fin de mes, es normal que haya otras personas que les den voz y reivindiquen mejores jornadas laborales ya que esas personas no eligieron estar en una situación de penuria. Este estrato social, llamada clase obrera, se ve limitado a dejarse explotar por las empresas para tener algo que llevarse a la boca, y por mucho que trabajen no mejorarán su situación, ya que siempre están cobrando el mismo sueldo miserable que les impide salir adelante, y en tiempos de crisis, un aumento se ve difícil.

Estas personas no tienen tiempo para nada más que trabajar, no tienen tiempo para realizarse en sus vidas, no pueden dedicar su tiempo a culturizarse, a explorar el mundo, a informarse, a estar con la familia, a disfrutar de los placeres de la vida… El ocio debería ser lo que más deberíamos valorar al fin de al cabo, porque se supone que trabajamos para poder dedicarnos a nuestras vidas. Es totalmente legítimo decir que prefieres estar haciendo lo que te gusta en vez de estar trabajando, si trabajar implica que te estarán explotando de forma inhumana, la vida está para vivirla después de todo.

Para terminar de dejar las cosas claras, yo no estoy despreciando al trabajo en sí, pienso que alguien puede sentirse realizado trabajando y que si queremos conseguir algo tendremos que poner de nuestra parte, pero no hay que olvidar que tenemos derecho a vivir plenamente, y protestar si nos lo impiden.

 

3 Comentarios

  1. Así es Neda, la sociedad está tan acostumbrada a vivir con corruptos, ladrones… que salen en miles porque un equipo gane la Champions, que por defender sus derechos, y digo más,son los que sostienen a los gobernantes que miran más por las empresas que por los trabajadores, porque cuando de verdad pueden echarlos del poder no van a votar.

  2. Desgraciadamente, en la mayoría de los casos, es así. Neda tiene esa “visión” periférica y al mismo tiempo profunda de la sociedad de su tiempo, lo cual reafirma su sentido crítico. En un articulista de opinión, esta cualidad no tiene precio. De nuevo, gracias por comentar.

  3. Desgraciadamente es el resultado de una politica que lleva forjándose desde que el hombre es hombre,es decir,que muchos trabajen para que unos pocos vivan bien.Solo es una forma más de las muchas que tiene el hombre de hacer esclavos.
    Saludos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*