Visita del alumnado a la Finca de Osorio

Por María Obdulia Molina (Profesora del Departamento de Biología):

 

El día 20 de noviembre hicimos nuestra salida a la finca de Osorio y aunque éramos cuatro cursos, no constituíamos  un grupo muy numeroso formado por la Fp básica, Pmar1,  Pmar2,  los alumnos de 4º de Ciencias aplicadas, y tres profesoras de Biología y Geología.

Al llegar nos dividimos en dos grupos de trabajo, yendo cada uno con una monitora ambiental para la realización de la actividad.

Antes de hacer esta salida estuvimos trabajando en clase unas fichas donde repasamos cosas muy olvidadas de primero de la Eso, y donde aprendimos algún que otro concepto teórico de lo que íbamos a ver (muchos por primera vez) en la excursión.

Mi reflexión va más allá de lo bien que lo pasamos, y de lo entretenido que nos pudo parecer la salida, pues si bien es verdad que guardaremos en nuestro cajón de los recuerdos estas vivencias como pequeños tesoros, no puedo dejar de asombrarme de cómo nuestros alumnos viven en un mundo cada vez más alejado de lo que es la Naturaleza.

¿Cómo entender si no, esa falta de habilidades tan básicas como la de oler, tocar y escuchar? ¿Cómo poder comprender lo que ven si no saben describirlo? ¿Cómo es que cuesta tanto, el simple hecho de sentarse en el campo? ¿O no atreverse siquiera a escachar con los dedos una hoja seca para aspirar después su aroma?

Me asombra detectar que muchos casi no han tenido contacto con la Naturaleza, a pesar de no vivir en el centro de Las Palmas.

La experiencia como profesoras ha sido intensa. No se fue como la de todos los días. Nuestras enseñanzas no estaban en el libro de texto, ni el vídeo que hoy tocaba y que ya casi que ni les interesa, a pesar de haber sido hecho por un superequipo científico y con  tecnología punta en un rincón escondido de nuestro planeta. No. Nuestra experiencia ha sido mucho más sencilla, aquí cerca y tan solo con una lupa y mucho entusiasmo.

En esta salida aprendimos, sobre todo, que hay vida después de los móviles……

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*