Un gran descubrimiento

Un día nuestro profesor de matemáticas Carlos Morales Socorro quería empezar un nuevo tema relacionado con la astronomía. Pero no se quedo ahí, el quiso que llegara a más así que buscó estrellas con un telescopio , encontró dos pero no eran normales, eran estrellas binarias variables de contacto así que decidió investigarlas con nosotros

El primer paso fue conseguir más información, así que a través de un telescopio de Tenerife otro de Hawái además de uno al que accedimos nosotros aquí en Gran Canaria. Recogimos los datos de la intensidad de luz que hacían falta. Al tener la información tuvimos que analizarla con un programa llamado Fotodif para conseguir la intensidad de luz de cada estrella.

Al recoger la información pudimos ver que algo fallaba en la NSVS (catalogo internacional de estrellas). Las estrellas eran variables y no invariables como ponía en aquella página, la diferencia entre las dos es que la variable cambia por diferentes casos. El caso de las nuestras es debido a que son binarias de contacto, es decir que son dos o más estrellas que al estar tan cerca orbitan entre sí por lo tanto a veces se eclipsan entre ellas.

Posteriormente tuvimos que analizar los datos y hacer una gráfica con ellos en una hoja de cálculo, analizarla para sacar el recorrido, el dominio, etc. Finalmente le pasamos la gráfica con los datos a la AAVSO (American Association of Variable Star Observers) para que cambiaran los datos erróneos.

GRUPO 2º ESO B

Brian Martín Ravelo

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*