Tecnología y ciencia, ¿te atreves a avanzar?

Zurisadai Castillo Pulido y Carlota Lucano Santana (materia de Filosofía, 4ºESO):

 

Hoy en día, como todos sabemos, los descubrimientos tanto científicos como tecnológicos, se están desarrollando cada vez más rápido y están adquiriendo un papel importante en nuestras vidas. Pero, ¿cuáles son los avances que se están experimentando en cuanto al nacimiento, la muerte y la reproducción? ¿Son todos estos avances positivos o tienen también algunos inconvenientes?

Algunas de estas mejoras pueden ser, por ejemplo, los cilindros de oxígeno y las incubadoras, las que han ayudado a salvar la vida de algunos niños que han nacido antes de tiempo o con falta de oxígeno. Otra, que ha tardado mucho en llegar pero ya está aquí, puede ser la nueva inmunoterapia contra el cáncer, un medicamento que combate la enfermedad no basándose en el órgano donde se origina, sino en su ADN. Así como la creación de las ecografías 3D o 5D, que te dejan ver de una manera más real al feto. Por otro lado, se están llevando a cabo estudios para tratar la hipertensión con nuevos enfoques y disminuir de ese modo los infartos de miocardio, ictus, etc. En general, enfermedades cardiovasculares.

Todo esto contribuye al aumento de la esperanza de vida en las personas, pero como todo, estos mismos avances tecnológicos y científicos también tienen su parte negativa. Por ejemplo, conforme aumenta la esperanza de vida, también lo hace el número de años que la gente vive con afecciones como la pérdida visual o auditiva y padecimientos mentales como la depresión, el alzhéimer… Otro gran inconveniente en este tema es que los progresos que se han experimentado, como la manipulación genética, creará una nueva separación de clases sociales entre las personas que puedan permitírselo económicamente y las que no, lo que daría paso al fin de la selección natural. Probablemente, esto no le haría nada de gracia a Charles Darwin…

Desde nuestro punto de vista, gracias a la tecnología y a la ciencia, la sociedad y la salud de las personas está mejorando, ya que si comparamos la esperanza de vida de hace cien años con la de ahora, que históricamente no es nada de tiempo, podemos apreciar la gran diferencia. Antes la esperanza de vida de las personas era de un promedio de sesenta años, mientras que la de ahora es de ochenta, es decir, actualmente las personas pueden llegar sin ningún tipo de problema a esta edad. Y esto no es todo, pues se espera que dentro de unos años más esta esperanza sea aún mayor.

En conclusión, como ya nombramos anteriormente, aunque estas mejoras traigan consigo algunos inconvenientes, creemos que los beneficios son mayores, y por lo tanto estamos de acuerdo y apoyamos el hecho de que la tecnología y la ciencia continúe avanzando y trayéndonos nuevas innovaciones, mejorando así nuestra calidad de vida.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*