Sobre las redes sociales

Paula Robaina (2ºC Bachillerato):

“Y tú, ¿cuántos seguidores tienes?”

La redes sociales tales como twitter, instagram o facebook han pasado de ser una novedad a formar parte de nuestras vidas. Desde los más pequeños hasta los adultos, todos contamos con perfiles y cuentas de distintas redes y encontrar a una persona que no lo haga es ya casi imposible. Muchos aprovechan su tiempo libre para dedicarse a ellas, otras las han convertido en un trabajo. Ahora bien, ¿Dónde está el limite entre su uso diario y la obsesión con ellas? ¿ O a caso ya lo hemos sobrepasado?

La serie de Netflix, Black Mirror, trata diferentes escenarios donde la tecnología afecta de forma negativa y casi nefasta a la sociedad, debido a sus posibles peligros. En uno de sus episodios, “Caída en picado” muestra a una sociedad completamente basada en las puntuaciones o likes en las redes que determina el estatus social de cada uno. En él, la protagonista vive su vida por y para conseguir la mayor calificación, cinco estrellas. Las personas con mayor calificación son las que están mejor consideradas socialmente y las que consiguen los mejores medios materiales, como las viviendas. De la misma forma, las que cuentan con menos puntuación son rechazados.

 

 

Aunque se trate de una serie de ficción, podría ser perfectamente aplicada a la realidad. La obsesión de algunas personas por los likes y popularidad ha llegado al de extremo de poner en peligro sus vidas o incluso llegar a perderlas. Como el caso del estudiante ruso de 17 años, Dreussik, que murió tras caer de un edificio de nueve pisos después de colgarse de la azotea para sacarse un selfie. Y no se trata de un caso aislado. Los roofers rusos se dedican a poner esto en práctica, en busca de la foto perfecta. Hace apenas unos meses, la modelo Viki Odintcova se colgaba del borde un edificio sujetada únicamente por el brazo de su acompañante. ¿Su objetivo? Conseguir la mayor cantidad de likes posibles. Según los datos de la web de periodismo Priceonomics se han registrado 49 muertes desde el 2014 causadas por la búsqueda de un gran selfie. Y no solo se ocasionan muertes por selfies, los canales de youtube también han sido testigos de estás, en busca de la mayor cantidad de visitas posibles. La youtuber Monalisa Pérez mató a su novio Pedro Ruiz mientras grababan un “challenge”, es decir un reto, que consistía en parar un disparo de una de las pistolas más potentes en el mercado utilizando tan solo una enciclopedia. Por desgracia no salió bien y el joven murió en el acto.

Aún así, los peligros de las redes sociales no recaen unicamente en realizar hazañas tan arriesgadas. Existen también factores que, a largo plazo, afectan psicologicamente a sus usuarios. Instragram ha sido tachada como la más probabilidades de conducir a una depresión. Esto es debido a la falsa realidad que se muestra en esta red social. Reuniones con amigos, eventos, dinero, belleza… Intagram muestra vidas “de color de rosa”. Esto puede llevar a ciertas personas a sentir inseguridades, respecto a su cuerpo si se comparan con los posts de figuras perfectas que abundan en la red o con nuestra vida en general. Sin darnos cuenta podemos llegar a sentirnos presionados por sentir que nuestra vida no es “tan interesante o exitosa” como la de otros o incluso convertirlo en una competición, viviendo por y para que nuestros seguidores vean lo bien que nos va sin importar que esto sea mentira. Un ejemplo de ello lo encontramos en la influencer Celia Fuentes. Con 275.000 seguidores en instagram, colaboraciones con marcas y popularidad, su vida parecía perfecta. Hasta que se conoció que ocurría tras las cámaras, después de que apareciera sin vida tras haberse suicidado. Sus familiares y amigos cuentan entonces como la presión social y ciertos problemas personal habían llevado a causarle una depresión de la que tristemente, no logró recuperarse. Cada foto debía pasar un largo progreso de preparación y el visto bueno de las marcas. Las mismas a las que no les interesaba una influencer enferma y por las que aparentaba una falsa felicidad.

 

Pero probablemente, el mayor peligro de las redes sociales son las personas con quien las compartimos, es decir, los usuarios. No solo nos vemos influenciados por ellos y por la cantidad de seguidores que tengamos, sino que también por sus comentarios. Un anonimato a través de una pantalla es la mejor arma para alguien que quiere ser destructivo. Comentarios groseros e irrespetuosos que ciertas personas no se atreverían a decir cara a cara son hechos por internet, sin importar como puedan afectar a quien los reciba. No estar preparado para recibirlos puede causar grandes daños psicológicos en las personas. Estos comentarios pueden afectar tanto a personas conocidas o famosas como a desconocidos que tengan cualidades o un aspecto físico que se salga de lo que la sociedad ha calificado como “normal” Así, las redes sociales se convierten en un espejo de como verdaderamente es nuestra sociedad por dentro.

En conclusión, a pesar de que las redes sociales cuenten con aspectos positivos, también tienen inconvenientes y ciertos peligros de los que debemos ser conocedores e intentar frenarlos como mejor podamos ya que las consecuencias sociales de estos pueden ser nefastas e incluso hacer que lleguemos a protagonizar una realidad propia de la serie “Black Mirror”. Aunque quizás ya lo somos.

 

Cristina Ortega Santana 1ºBach-C

“Redes sociales”

Las redes sociales son páginas que permiten a las personas conectarse con sus amigos, familiares e incluso hacer nuevas amistades. Con el fin de compartir contenidos, interactuar, et. Sin embargo, no todas las redes sociales son iguales, ni sirven para lo mismo.

Y como todo, tiene sus ventajas; primero, facilitan las relaciones entre las personas de cualquier parte del mundo,también la obtención de la información de noticias requerida en cada momento,ya que se actualiza al instante. Y por último, facilita oportunidades laborales,puesto que también existen redes sociales dedicadas a ello.

Por otro lado, también hay inconvenientes, que a menudo suelen suceder. Las estafas a usuarios,que son cada día más comunes. El ciberbullying y el Grooming, que son fenómenos comunes que afectan normalmente a los niños y jóvenes menores de edad. Por último, la adicción a las redes sociales, que causan pérdida de tiempo porque viven pendientes de la imagen que proyectan en las redes sociales.

En conclusión, nosotros pensamos que debemos hacer un buen uso de ellas, ya que nos facilitan muchas cosas en el día a día.

 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*