Sobre la apariencia física

Por Verónica Jiménez (1ºA Bachillerato):

Parece mentira que hoy en día, aún estando en el siglo XXI, le demos tanta importancia a lo que la población ve y piense de nosotros. Nos dejamos llevar por la apariencia física para hacer un juicio moral hacia las personas, sin conocer realmente como son y lo que aguardan en su interior… Lo más importante de una persona se esconde debajo de esa imagen que exponemos al mundo.

En muchas ocasiones estamos perdiendo la oportunidad de conocer a una persona solo porque de primera vista nos causa desagrado. Desgraciadamente pasa muy a menudo estos tipos de casos, lo vemos día a día, inclusive nos pasa a nosotros mismos, porque ¿quién no se deja llevar por la imagen que expresa una persona? Todos somos culpables alguna vez en nuestra vida de hacer juicios, ya que son involuntarios y aparecen solos, pero debemos darnos la oportunidad de dejar de lado esos sentimientos, y conocer a una persona interiormente, porque seguro que te hubieras arrepentido si no le hubieras dado trance a conocerlo. Por lo tanto hay que darle más paso al interior, porque al fin y al cabo eso es lo único que permanece en nosotros cuando fallecemos.

La imagen conlleva a cuidarnos físicamente, y en muchos casos cuidarnos físicamente nos lleva a un control excesivo del cuidado de nuestro cuerpo.

Pues bueno, es verdad que hay trabajos en donde requiere de un aspecto físico favorable, como es la profesión de modelo, ya que en la actualidad relacionan la belleza con la extrema delgadez. Pero no solo en esta profesión, también en la sociedad, y es que estar delgado no es sinónimo de belleza. Esto abarca a los problemas alimenticios, el dejar de comer para adelgazar y que te vean bien, y seas el ideal de belleza de la sociedad, pero ¿por qué dejarnos llevar por lo que digan o piensen los demás? En serio, tenemos que caer tan bajo como para tener la posibilidad de entrar en una enfermedad grave por dejar de comer. Además, la obsesión por el cuidado de tu cuerpo da paso a encerrarte en ti mismo y no tener relación con el mundo exterior, ya que genera mucho tiempo; dejas de concentrarte en los estudios por la falta de azúcar que el cuerpo necesita, no le prestas atención a tus amigos o cuando quedas con ellos te encuentras débil y no puedes divertirte.

Es lamentable que las personas nos sintamos cohibidas con nuestro aspecto en diversos casos y lugares, ya que continuamente estamos pensando en que van a pensar y decir de nosotros, estos sentimientos no deberían de aparecer en nosotros, no deberíamos estar pendiente de lo que digan o dejen de decir los  demás. Es nuestro cuerpo y nuestra vida, y no se nos deberían de juzgar a primera vista. Por ellos no hay que estar bien para los demás, sino que hay que estar bien para ti, porque nosotros somos los únicos que podemos hacer juicios sobre la imagen que damos a enseñar.

Una imagen puede decir  más que mil palabras… Es bueno tener una imagen hacia el mundo, ya que es reflejo en diversas ocasiones de la personalidad y de la identidad. Por lo tanto, un insulto hacia tu imagen o un desprecio no debe de influir en ti, porque si te sientes feliz con el aspecto que das a conocer y que realmente refleja como eres, no debes dejar que te corrompa esas ideas, ya que esa es tu identidad, y es como mejor te reflejas, ya que  expresa tus gustos hacia el mundo. Por ellos la imagen es muy importante en la sociedad, en muchas ocasiones aleja a los interesados y da paso a los que se pueden considerar amigos de verdad.

La imagen es muy importante para buscar un trabajo, pongámonos en situación, por una parte nos encontramos con una persona repleta de tatuajes y piercings, y en segundo lugar una  bien vestida y arreglada dando un aspecto de seriedad, pues bien para un trabajo es mejor reconocido este último modelo de persona. Por lo tanto dar una imagen que sea agradable es muy importante para buscar trabajo, ya que aquel que se encuentra bien arreglado y con un aspecto fresco y natural, será mayor reconocido para realizar cualquier tipo de trabajo. Cabe anunciar que esto no conlleva a dejar de hacer con tu aspecto lo que quieras, pero corrompe en la búsqueda de un trabajo decente.

En definitiva, creemos que la imagen en la sociedad es muy importante, ya que estamos de acuerdo en que expresa las identidades de las personas, así como la personalidad misma, no obstante en muchas ocasiones el aspecto que se da a conocer no concuerda con la personalidad, por ellos las personas que se encuentra a nuestro alrededor deberían de darnos la oportunidad de hacerles conocer la persona que llevamos en nuestro interior. Por una parte culpamos a la sociedad por los trastornos en las personas, ya que un comentario ofensivo hacia la misma puede resultarles muchos problemas. Concluimos que el aspecto físico asimismo es bueno si podemos manejarlo bien, es decir, no obsesionarnos y por otro lado no realizar críticas hacia una persona que nos resulte “diferente”. Y es que juntos podemos hacer que el aspecto en esta sociedad sea respetado.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*