Sobre el relativismo

NEREIDA Mª RAMIREZ CASTRO (2º BACHILLERATO A):

“CRÍTICA CIENTIFICISTA AL RELATIVISMO”

La verdad absoluta no existe, solo hay verdades relativas al individuo –verdades para mí, para ti,…- de modo que decir que una creencia de un hombre “es verdadera” significa que “es verdadera para él (y en la medida en que así se lo parece)”.

El relativismo significa no poder definir absolutamente nada o no poder definir nada como un absoluto. Es decir, no podemos decir que algo es bueno o que ese mismo algo es malo porque todo es relativo. Y al mismo tiempo todo depende de la forma en que lo veas, de la percepción que tengas, del tipo de persona que seas, de la cultura o de la inteligencia e integridad que tengas.

Si esto se aplica al terreno de la moral, resulta que “lo que es bueno” significa sólo que “es solo bueno para mí“, pero no necesariamente para otros. Por lo tanto, todo es relativo y nada es verdad, puesto que nada es lo mismo para todos.

Pero… ¿a qué nos ha llevado entonces el relativismo?

Podemos apreciar que nuestra cultura actual ha crecido mucho gracias a los avances tecnológicos, los cuales para nada son relativos sino que son totalmente absolutos. Las reglas naturales, las reglas de la física, matemáticas o de cualquier tipo de ciencias que son absolutas, son las que nos han ayudado a progresar.

Con esto, lo que queremos decir es que la ciencia es la actividad en la que el hombre es capaz de conocer la realidad tal y como es, a base de cometer errores. Cuando el error es eliminado decimos que hemos llegado a la verdad aceptada por todos.

Max Planck escribió: “Hay un mundo real independiente de nuestros sentidos; las leyes de la naturaleza no las inventó el hombre, sino que vinieron impuestas por ese mundo natural. Son la expresión de un orden racional del mundo”. Lo que quiere decir Max Planck es que la ciencia es aceptada por los físicos, químicos, biólogos, etc., ya que el objetivo principal de tal actividad es aproximarse a la verdad.

Finalmente, podemos decir que el relativismo nos ha llevado es a desconcertar sobre las cosas, a no poder entender un mundo real sino simplemente vivir en la oscuridad. Debido a que no podemos guiarnos hacia nada porque nada es nada y nada es todo. Por eso, cuando decimos que vivimos en un mundo de relativismo nos referimos a que vivimos en un mundo de confusión.

 

Para profundizar en el funcionamiento de la ciencia: 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*