Nietzsche y “Alicia en el país de las maravillas”

Por Daimaris Rivero:

 

El pensamiento nietzscheano abre las puertas a la posmodernidad y al irracionalismo filosófico, obtuvo la influencia del sensualismo fenomenológico de Arthur Schopenhauer en la cual Nietzsche resalta la fuerza creadora, afirmación a la vida, la voluntad de poder entendida como una gran necesidad de ejercer y utilizar el poder para crecer y expandir nuestra fortaleza y el dominio de si mismo a pesar de los avatares de la vida. Uno de los postulados de Nietzsche son los dos principios intrínsecos en el espíritu humano, lo apolíneo y lo dionisiaco, estos dos principios dialecticos que se dan necesariamente en el universo, en la naturaleza, en la historia, en la sociedad como también psicológicamente.

Nietzsche se fundamentó y se inspiró en la cultura griega, en la cual redescubrió el carácter inexplicable y trágico de la vida humana .Nietzsche ve en Dionisio y en Apolo dos polos extremadamente contrarios pero sin duda complementarios.

Por tanto podemos considerar a Apolo y a Dionisio como la relación de fuerzas internas de una persona. De esta relación provienen los adjetivos apolíneo y dionisiaco. Estos adjetivos hacen referencia al espíritu de una persona. El espíritu dionisiaco representa los valores de la vida de desmesura, embriaguez y anulación de la consciencia y opuestamente el espíritu apolíneo representa los valores de la razón, medida equilibrio e individualidad.

Esta relación es expuesta en el libro ”El nacimiento de la tragedia”.

En las dos pinturas se puede observar las diferencias entre los dos dioses, representando a Apolo con un instrumento, ya que este era el dios de la música, el sol, la poesía y el arte mientras que Dionisio es pintado bebiendo vino, debido a que es dios del vino, la lujuria, el éxtasis, de la agricultura y del teatro.

He encontrado un claro ejemplo de lo dionisiaco y lo apolíneo en la película de ”Alicia en el país de las maravillas”.

En esta película la protagonista Alicia vive en Inglaterra, vive en un mundo apolíneo regido por las normas de un mundo real, pero la actitud de la protagonista en este mundo es una actitud realmente dionisiaca, ya que realiza sus actos guiada por su subconsciente alejándose de la razón.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*