Freud y el psicoanálisis

Por Yamiley Macías Díaz (2ºA bach):

¿QUÉ ES EL PSICOANÁLISIS?

Para comenzar quisiera lanzarles una pregunta. Cuando oyen la palabra psicoanálisis, ¿qué es lo primero que pasa por sus mentes?

El psicoanálisis es una disciplina científica desarrollada por el médico neurólogo Sigmund Freud en el año 1896. El objetivo del psicoanálisis es la exploración del inconsciente, para curar fobias, obsesiones, depresiones, entre otros problemas.

La sanación pasa por hacer conscientes traumas reprimidos y asociaciones inconscientes de sentimientos y pensamientos, es decir, se busca entender conflictos internos del pasado para hacer posible entender las circunstancias del presente.

El psicoanálisis es un tratamiento largo ya que puede llegar a durar de 3 a 5 años. A cambio permite profundizar en la mente y ayudar al paciente a conocerse mejor a sí mismo.

En resumen, esta disciplina trata de hacer consciente lo inconsciente.

SIGMUND FREUD

Sigmund Freud, como ya he mencionado anteriormente, fue el creador del psicoanálisis. Nació en la República Checa el 6 de mayo de 1856, pero a muy temprana edad se mudó a Viena.

Desde muy joven fue un estudiante sobresaliente. A los 17 años consiguió entrar en la universidad, con el objetivo de estudiar leyes y política, idea que cambió, pues al final estudió Medicina.

Cuando finalizó la carrera de Medicina consiguió una beca para estudiar en París. Allí se interesó por la neurología y comenzó a trabajar con tratamientos de trastornos mentales empleando la hipnosis, que posteriormente abandonó para centrarse en el desarrollo del psicoanálisis.

En 1923 se le diagnosticó un cáncer de mandíbula, y finalmente terminó falleciendo en Londres el 21 de septiembre de 1939.

Freud fue un “revolucionario” para su época, pues muchas de sus ideas o teorías no eran compartidas por muchos ya que estaban mal vistas socialmente. Algunas de sus aportaciones más importantes fueron el principio de la realidad, el principio del placer, o el papel de la sexualidad en el desarrollo de la personalidad.

 

 

ESTADIOS PSICOSEXUALES

La teoría del desarrollo psicosexual, ideada por Freud fue muy polémica para la época. Esta teoría conecta directamente la neurosis con la represión sexual. Freud afirmaba que todos los niños nacen con un deseo sexual que deben satisfacer. Para desarrollar esta teoría, el psicoanalista se apoyaba en 5 estadios o fases que se dan a lo largo de la vida de cualquier individuo.

A continuación, hablaré un poco de todas ellas, explicando sobre todo sus características más importantes.

-Etapa oral: esta etapa comienza en el momento en el que nacemos y continúa durante los primeros 18 meses de vida. El placer en este momento de la vida se centra en la boca, siendo esta la parte erógena.

En la fase oral el niño chupa cualquier objeto que encuentre porque le resulta placentero, y cuando un adulto se lo prohíbe, le está quitando la posibilidad de explorarse y explorar su alrededor, su entorno. También dentro de esta fase muchos niños tienden a morder, comportamiento que Freud atribuía a una cierta forma de canibalismo que todos poseemos.

-Etapa anal: esta etapa se da entre los 18 meses y los 3 años. En este caso, la preocupación del niño se centra en el control de esfínteres, por lo tanto, la zona erógena es el ano y el goce sexual para el niño está en la defecación.

Esta etapa es de gran importancia y debe transcurrir progresivamente y sin presiones para no repercutir negativamente en comportamientos futuros.

-Etapa fálica: esta fase va desde los 3 hasta los 6 años aproximadamente. En esta fase el niño desarrolla una curiosidad por sus partes íntimas, niños y niñas empiezan a darse cuenta de las diferencias entre ambos sexos. En esta etapa la zona erógena son los genitales.

En la etapa fálica cobra protagonismo el complejo de Edipo, en la que el niño siente atracción de alguna manera hacia su madre, y celos o miedos hacia la figura de su padre, al que ve como enemigo. En el caso de las niñas se da el complejo de Electra, en el que la niña se siente atraída por el padre y desarrolla un ligero rechazo hacia su madre.

-Etapa de latencia: esta fase va desde los 7 años hasta el inicio de la pubertad. Esta etapa se caracteriza principalmente por no tener una zona erógena concreta asociada. Las experimentaciones en cuanto a la sexualidad por parte de los niños digamos que se congelan, en parte por culpa de las prohibiciones y castigos impuestos por sus padres en fases anteriores.

Durante esta etapa el niño se centra más en ampliar sus conocimientos generales más que en su sexualidad.

El final de esta etapa está relacionado con la aparición de la vergüenza y el pudor ligados a la sexualidad.

Y por último tenemos la

-Etapa genital: va desde la pubertad hasta prácticamente la muerte del sujeto. Se relaciona con los cambios físicos que ocurren en la adolescencia. En esta etapa además el deseo sexual se vuelve en ocasiones muy intenso, y es más difícil de controlar que en las etapas anteriores.

En otras palabras, la etapa genital es el nacimiento de la sexualidad adulta, en la que la zona erógena vuelve a ser la de los genitales, pero esta vez estos se encuentran mucho más desarrollados, a diferencia que en la fase fálica.

Según Freud, una mala gestión de alguna o todas las etapas de su teoría del desarrollo psicosexual, podría causar traumas o trastornos futuros que afectaran considerablemente a la vida del individuo en cuestión.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*