El amor platónico

Laura Alonso Pérez 1BACH B

Llamamos amor platónico a un amor inalcanzable, aquel que por diversas circunstancias no se puede materializar. Como todo amor el amor platónico es un sentimiento, un sentimiento dulce. En el que la persona amada está idealizada y forma parte de un sueño, pero… ¿acaso tener un amor platónico es bueno?

Casi todo el mundo pasa por un periodo en el que crea fantasías y se apoya en ellas durante un tiempo. Esto puede ayudar a conocernos más a nosotros mismos, también puede llegar a descubrir qué es lo que realmente deseamos en el amor para luego poder amar de verdad, por lo tanto es un buen camino para el conocimiento de uno mismo.

El amar platónicamente es hermoso, pero a la vez doloroso, este no sale de nuestra cabeza y nos produce varios inconvenientes, como ignorar a otros posibles pretendientes, estamos tan centrados en que suceda un milagro y poder empezar una historia con ese amor que no nos damos cuenta de los que nos rodean y así poder iniciar esa historia que tanto deseamos. Comenzamos a obsesionarnos tanto que día tras día entramos en sus redes sociales, investigando si tiene pareja, sale con alguna persona, quien le da “me gusta” o simplemente a quien acepta como amigo, eso agota y roba mucho tiempo de vivir nuestra propia vida. Otro de los grandes problemas es hacer todo lo posible para estar cerca de esa persona sin importar lo que tengas que hacer, el lugar, la hora y todo por verla todo el tiempo. ¿Les parece saludable dejar de vivir nuestra propia vida para perseguir a alguien con quien quizá nunca concretes nada?

En conclusión, debemos ser más realistas y darle importancia a quien tenemos a nuestro alrededor y no perder nuestro tiempo soñando, imaginando, deseando a personas que no saben ni de nuestra existencia.

 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*