Disertaciones sobre “El acoso escolar”

Materia de Valores Éticos:

Zuleima Azahara González Quintana (2ºB ESO)

Bullying se refiere a todas las formas de actitudes agresivas, intencionadas y repetidas, que ocurren sin motivación evidente, adoptadas por uno o más estudiantes contra otro u otros.

La persona que ejerce el bullying lo hace para imponer su poder sobre el otro, a través de constantes amenazas, insultos, agresiones o vejaciones, y así tenerlo bajo su completo dominio a lo largo de meses e incluso años. La víctima sufre callada en la mayoría de los casos. El maltrato intimidatorio le hace sentir dolor, angustia y miedo, hasta tal punto que, en algunos casos, puede llevarle a consecuencias devastadoras como el suicidio.

Los testigos y compañeros, en la mayoría de los casos, guardan silencio por temor a convertirse en la “próxima víctima” del agresor. En la escuela, cuando hay una intervención eficaz contra el acoso, el medio ambiente está contaminado y los estudiantes, sin excepción, se ven afectados negativamente, experimentando sentimientos de miedo y ansiedad.

Aunque es imposible que hagamos que no se produzca más el bullying en todas las escuelas del mundo, podemos prevenirlo en nuestros propios centros de muchas maneras, cómo por ejemplo potenciando coordinaciones específicas entre los profesores del centro, de esta forma se establecerá la base para una buena convivencia y se podrá informar de posibles problemas entre los alumnos.

La prevención de este tipo de violencia pasa por educar desde casa, para fortalecer las habilidades de tu hijo. Y también por educar desde el centro educativo, porque será allí donde los chicos utilizarán todas esas destrezas para relacionarse con los demás.

Esperamos que este artículo haya servido para informar a las personas de qué es el bullying y sepan lo duro que es para las víctimas pasar por esta situación.

 

Mujer, Desesperado, Triste, Lágrimas

 

Coraima Cruz Suárez (2ºB de la ESO):

El acoso escolar también conocido como maltrato escolar o en inglés bullying) es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado tanto en el aula, como a través de las redes sociales, con el nombre específico de ciberacoso.​ Estadísticamente, el tipo de violencia dominante es el emocional y se da mayoritariamente en el aula y patio de los centros escolares. Los protagonistas de los casos de acoso escolar suelen ser niños y niñas en proceso de entrada en la adolescencia siendo ligeramente mayor el porcentaje de niñas en el perfil de víctimas.

En general, las causas o factores que provocan el acoso en los centros educativos suelen ser personales, familiares y escolares. En lo personal, el acosador se ve superior, bien porque cuenta con el apoyo de otros atacantes, o porque el acosado es alguien con muy poca capacidad de responder a las agresiones. En la mayoría de las ocasiones, el acosador lo que quiere es ver que el acosado lo está pasando mal.

Las consecuencias del acoso escolar son muchas y profundas. Para la víctima de acoso escolar, las consecuencias se notan con una evidente baja autoestima, actitudes pasivas, trastornos emocionales, problemas psicosomáticos, depresión, ansiedad o pensamientos suicidas. También se suman a esta lista, la pérdida de interés por las cuestiones relativas a los estudios, lo que puede desencadenar una situación de fracaso escolar, así como la aparición de trastornos fóbicos de difícil resolución.

Existen 5 tipos de acosos escolares:

En primer lugar El bullying verbal o acoso escolar verbal: se caracteriza porque el acosador expresa palabras crueles, insultos, amenazas, intimidación, bromas y frases excluyentes sobre la apariencia, la condición sexual, la etnicidad, la raza o la discapacidad de la víctima. Los niños son más sensibles a este tipo de comentarios.

Un Ejemplo: Cuando un niño dice a otro niño: “Eres muy, muy gordo, y tu madre también”.

En segundo lugar El bullying físico: se caracteriza por un comportamiento agresivo e intimidatorio por parte del acosador, que incluye patadas, golpes, zancadillas, bloqueos o empujones. Es la forma más conocida de Bullying.

Como Ejemplo: Un niño es intimidado por otro niño que le baja los pantalones en el recreo.

En tercer lugar El bullying social o relacional: este tipo de bullying es más complicado de detectar y suele suceder a espaldas de la víctima. El objetivo suele ser que la persona no se una o no forme parte de un grupo. Ya sea en el comedor, en los partidos de fútbol del recreo o cualquier actividad social o educativa del centro, la víctima es ninguneada o repudiada por sus compañeros.

Un Ejemplo: Un grupo de chicas en una clase de gimnasia sacan sus fotos sobre una fiesta en la que una de las chicas de la clase no estaba invitada, y estando ella presente, la tratan como si fuese invisible.

En cuarto lugar El cyberbullying: es un fenómeno que ha nacido debido al auge de las redes sociales. Se caracteriza por el acoso o la intimidación producida a través de las redes sociales, mensajes de texto y correos electrónicos. A través del medio digital, el acosador difunde falsos rumores, mentiras, amenazas, comentarios sexistas o racistas, causando un enorme malestar y problemas psicológicos y emocionales en la víctima.

Como Ejemplo: Cuando un chico twitea o pública un estado en facebook, “Ramón es un perdedor. ¿Cómo es posible que tenga novia? Seguro que su novia solo lo quiere por el dinero”.

En quinto lugar El bullying carnal: este tipo de bullying es posiblemente el más complicado de analizar, pues muchas personas se niegan a aceptar que haya niños que realicen este tipo de conductas. Esta clase de acoso en la escuela se caracteriza por comentarios machistas u obscenos, por tocar a la víctima en lugares íntimos o presionar a ésta para que haga algo que no quiere. Esta clase de bullying puede causar graves problemas psicológicos y marcar para siempre las relaciones íntimas y afectivas de la víctima.

Un Ejemplo: Un niño de clase obliga a una niña a besarle de forma repetida.

Como conclusión el bullying es un tema que se da en muchos centros escolares hoy en día, para evitarlo puedes hacer lo siguiente:

Si eres padre:

  • Evita comportamientos agresivos y palabras malsonantes en presencia de tu hijo
  • Foméntale valores como responsabilidad, cooperación, solidaridad, humildad…
  • Enséñale a controlar sus emociones e impulsos
  • Ponle límites a su conducta siempre que sea necesario.
  • Conoce a sus amigos y la relación que tiene con ellos
  • Enseña a tu hijo a pedir disculpas y a reconocer sus errores

Si eres profesor:

  • Crea un ambiente sano donde los alumnos se sientan seguros de ser ellos mismos
  • Penaliza los malos comportamientos y refuerza los buenos
  • Da charlas sobre el bullying
  • Promueve que tus alumnos tengan más y mejor Autoestima
  • Fomenta la cooperación y las actividades en grupo
  • Fíjate más en aquellos alumnos más indefensos y habla con ellos personalmente si has visto cosas sospechosas
  • Si sospechas de algún caso de bullying contacta con el responsable inmediatamente

Si eres alumno: 

  • No juzgues a tus compañeros por su apariencia
  • No emplees nunca la violencia como solución de los problemas
  • Comunica inmediatamente al profesor si has presenciado algún caso de bullying
  • No trates a tus compañeros como no te gustaría que te trataran a ti
  • Relaciónate con los compañeros que veas que están más solos en clase
  • Rechaza la violencia y el maltrato como forma de relacionarse con los demás.

Prevenir el bullying está en manos de todos y cada uno de nosotros y si todos aportamos nuestro grano de arena conseguiremos que este grave problema por fin desaparezca.

 

 

Para más información sobre el tema, pincha en los siguientes enlaces externos del blog de CC.SS. de la Biblioteca de la ULPGC:

Contra el acoso escolar (bullying)

11 libros sobre acoso escolar (bullying)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*