Disertación sobre el alcohol y las drogas en los jóvenes

Por Leyva María Santana Suárez

 

Hoy voy a hablar de este tema es que me asombro cuando veo a niños/as de mi edad y menores a ella que mueren o acaban hospitalizados a causas de las drogas y sobre todo el alcohol destruyen a un/a joven que tiene toda la vida por delante.

Es muy común que en esta etapa de la vida la mayoría de jóvenes experimentas con las drogas y el alcohol no sabe qué consecuencia tendrá haber tomado o probado ese tipo de sustancia para el día de mañana. La mayoría se piensa que son indestructibles que pueden con todo que si a uno le paso a él no le va a ocurrir. Existe un riesgo en las personas que beben alcohol y fuman tabaco a una temprana edad y es que aumenta el riesgo del uso de las drogas.

Algunos adolescentes experimentan un poco y dejan de usarlas o continúan usándolas ocasionalmente sin tener problemas significativos. Otros desarrollarán una dependencia, usarán luego drogas más peligrosas y se causarán daños significativos a ellos mismos y posiblemente a otros.

La adolescencia es el tiempo de probar cosas nuevas. Los adolescentes usan el alcohol y las otras drogas por varias razones, incluyendo la curiosidad, para sientirse bien, para reducir el estrés, para sentirse personas adultas o para pertenecer a un grupo. Es difícil el poder determinar cuáles de los adolescentes van a experimentar y parar ahí, y cuáles van a desarrollar problemas serios. Los adolescentes que corren el riesgo de desarrollar problemas serios con el alcohol y las drogas incluyen aquellos:

  • con un historial familiar de abuso de substancias
  • que están deprimidos
  • que sienten poco amor propio o autoestima
  • que sienten que no pertenecen y que están fuera de la corriente

.Las señales principales del uso de alcohol y del abuso de drogas por los adolescentes pueden incluir:

  • Físicas: fatiga, problemas al dormir, quejas continuas acerca de su salud, ojos enrojecidos y sin brillo y una tos persistente.
  • Emocionales: cambios en la personalidad, cambios rápidos de humor, irritabilidad, comportamiento irresponsable, poco amor propio o autoestima, carencia de juicio, depresión, retraimiento y una falta general de interés.
  • De Familia: el comenzar argumentos, desobedecer las reglas, el retraerse o dejar de comunicarse con la familia.
  • En la Escuela: interés decreciente, actitud negativa, calificaciones bajas, ausencias frecuentes, faltas al deber y problemas de disciplina.

 

 

Consecuencias

Las drogas y el alcohol acarrean una serie de consecuencias perjudiciales para la salud física y psíquica de los consumidores; sin embargo, al encontrarse en una etapa de desarrollo y de formación del hombre adulto, estas consecuencias son más graves en los adolescentes:

  • Daños en el aparato respiratorio: Sobre todo asociados al consumo de cannabis (bronquitis, enfisemas pulmonares, etcétera).
  • Daños cardiovasculares: Como hipotensión y alteración de la frecuencia cardiaca, taquicardia e hipertensión, riesgo de infarto de miocardio, hemorragias cerebrales, arritmia, cardiopatía isquémica
  • Daños cerebrales: Alteraciones neuropsiquiatrícas, neurotoxicidad (muerte de neuronas), riesgo de infarto cerebral, etcétera.
  • Otros daños en el organismo: problemas dentales, pérdida de olfato, sinusitis, perforación del tabique nasal, insomnio, convulsiones, insuficiencia renal etc.
  • Daños psicológicos: Trastornos de la memoria, la concentración y el aprendizaje (lo que deriva en fracaso escolar), trastornos psicomotores y en la realización de tareas complejas, reacciones de ansiedad y de pánico, aumento de la depresión, desarrollo de esquizofrenia, brotes psicóticos, etcétera.

 

 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*