‘’Deberíamos poner fines éticos a la ciencia’’

Siempre relacionamos la ciencia con el progreso, y es que la ciencia ha experimentado un progreso, una evolución (no lineal) a lo largo de la historia humana.

Ese progreso, en muchas ocasiones ha conllevado ‘’sacrificios’’, me explico, el progreso de la ciencia a veces requiere atravesar líneas que la propia ética considera que no deberían cruzarse, a cambio por supuesto, de beneficios.

Ahora la gran pregunta: ¿Es correcto hacer sacrificios (cuando esos sacrificios pueden considerarse crimen) a cambio del querido progreso, que tanto ha beneficiado a la humanidad? Pondré un ejemplo reciente.

Hace poco, en el fondo marino del Atlántico, cerca de las Islas Canarias, encontraron un gran yacimiento de Telurio en el volcán submarino ‘’Tropic’’, el Telurio es usado para fabricar componentes electrónicos, además, de ser esencial en la fabricación de paneles solares.

Este yacimiento tiene algo de especial, es el mayor yacimiento de este material encontrado hasta la fecha. Se estima que pueda haber unas 2600 toneladas en el lecho marino, al año se consumen tan solo unas 80 toneladas, en otras palabras, es un buen botín.

Los beneficios son varios, en primer lugar, supondría un salto en la industria de la electrónica, el aporte de tan escaso material haría posible el desarrollo de nuevos componentes electrónicos, capaces de crear una revolución en la industria.

En segundo lugar, tanto Telurio sería un gran beneficio económico para el país que consiguiese extraer dicho material, sería un gran salto para su industria y supondría la creación de puestos de empleo.

Sin embargo, la extracción de este metal tiene pegas, una de ellas es que aún no poseemos la tecnología necesaria (aunque se podría desarrollar).

La otra es que la extracción de este metal supone por un lado la destrucción del fondo marino, hábitat de cientos de especies de seres vivos, y por otro la contaminación, por el levantamiento de sedimentos con metales pesados y la contaminación acústica, todo esto puede crear un desastre ecológico considerable, uno de muchos producidos en situaciones parecidas, otro desastre ecológico más.

Ahora, volveré a preguntar, ¿Es necesario hacer sacrificios a cambio de un progreso? Pienso que no.

Es cierto que si queremos conseguir algo tendremos que dar algo, pero es realmente necesario, por ejemplo, destrozar el fondo marino, y por ende, el hábitat de seres vivos, a cambio de satisfacer nuestros intereses egoístas. Algo a destacar es que en estos casos el beneficio es para el estado y las empresas, y no para la humanidad (económicamente hablando), como en toda sociedad capitalista.

Además, ese telurio podría usarse de forma inadecuada, como por ejemplo, para crear ordenadores de mala calidad, con una carcasa bonita, que desecharemos para gastar más dinero en más aparatos ‘’útiles’’, en vez de crear aparatos de calidad y contribuir al progreso tecnológico y científico.

Es por esto (y porque considero bárbaro destrozar el hábitat de cientos de especies) que estoy en contra de la extracción de este material.

Este ejemplo perfecto viene genial para hacer mi siguiente afirmación, deberían ponerse fines éticos, para evitar que el progreso no salga demasiado caro y no se vuelva en nuestra contra.

Neda Mendoza Calvo, 1º de bach. A

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*