Debate «Individuo y sociedad»

¿Son realmente seguras las redes sociales?

Getsemaní Almenara Betancor  (2º Bachillerato)      

 

Una red social es una estructura capaz de comunicar entre sí a personas o instituciones. A través de internet se pueden establecer relaciones que creen grupos o comunidades con intereses comunes.

Las redes sociales suponen un contacto ilimitado y a tiempo real. Esto se consigue gracias a la interactividad, uno de sus rasgos más distintivos y novedosos. Antes de las redes sociales, las empresas y los medios no tenían prácticamente formas de poderse comunicar con su público y así conocer su opinión. Sin embargo, las redes permiten establecer un contacto mutuo entre emisor y receptor. La gran difusión viral es la capacidad que tienen las redes sociales para hacer que un contenido llegue a un gran número de personas de forma fácil y directa. Aunque también el uso de este tipo de redes puede llegar a ser meramente personal.

A favor de las redes sociales podemos decir que estas sirven para mantener relaciones sociales con gente en nuestra vida cotidiana, incluso con personas que viven a miles de kilómetros de donde nos encontramos, en cualquier momento. Además, Son un punto de apoyo, ya que están llenos de grupos de personas que quieren ayudarse entre sí, por ejemplo compartiendo consejos de salud, o información de muy diversos tipos. Estas también sirven de algún modo para realizar denuncias sociales; este punto es muy importante ya que te permite exponer problemas que normalmente pasan desapercibidos, como estafadores, adopción de mascotas, problemas en comunidades, entre otros, es más poseer un blog es la manera perfecta para atraer usuarios de todas partes a que lo vean. Además ciertos sitios como LinkedIn son un recurso importante que el 90% de los reclutadores de empleo consultan para contratar a empleados potenciales.

Más sin embargo podemos aportar que a pesar de sus ventajas sus ventajas las redes sociales también poseen sus inconvenientes, disminuyen la comunicación entre personas, como por ejemplo  si salimos a tomar un café y estamos más pendientes del WhatsApp, por ejemplo, que de nuestro acompañante. Además de que al tener tanta información en cantidades masivas, estas pueden llega a ser bulos que acabamos creyendo erróneamente y acabamos teniendo si puede ser una mayor desinformación si es posible. Y la privacidad que desde nuestro punto de vista es una de las peores desventajas , ya que todo lo que expongamos en la red se queda expuesto en la “nube” y aunque las borremos siempre hay alguna copia que se queda subida de algún modo, además de que no tenemos la total seguridad de que otra persona que haya visto la foto la haya guardado sin nuestro consentimiento o notificación antes de haberla borrado.

Por tanto opinamos que las redes sociales pueden ser utilizadas para un uso personal y privado se debe tener en cuenta que todo lo que se publique quedará registrado. Por este motivo, es importante cuidar mucho los contenidos que queremos mostrar, especialmente si queremos utilizar el perfil o la cuenta de cualquiera red social de forma profesional o para una empresa. Por otra parte, una persona suele ser definida por lo que aparece en sus redes sociales, es decir lo que publica,  y la impresión que se causa puede depender mucho del estilo, la educación o la claridad con la que se expongan en las redes sociales.

 

LA PRESIÓN SOCIAL

Por Gisele Reyes Hernández (2º Bachillerato)            

                                                                                                                                          1

 

Las decisiones que tomamos, o la forma en que dirigimos nuestra vida, están condicionadas por la sociedad. Esto es, debido a lo que creemos que debemos hacer según la opinión de los demás.

 

Desde la infancia, tenemos la necesidad de pertenecer a un grupo, ya que nos aporta seguridad e inclusión social. Actualmente, esta necesidad es mayor debido a los grupos que existen y se forman en redes sociales e Internet. Esta presión social se da sobretodo en la época adolescente, donde tienden más a dejarse llevar por las opiniones de los demás, y toman decisiones incluso contra su propia voluntad para ser aceptados. En conclusión, una persona cambia su ideal si el resto del grupo piensa lo contrario.

 

Incluso en el tema de la maternidad hay presión social, como que ésta es deseable e inevitable, que una mujer, solo es mujer si es madre. Esa es la normalidad en la sociedad, que finalmente acaba afectando a la persona que dice “no quiero tener hijos”, o a las que quieren y no pueden ya sea por problemas económicos o porque simplemente, no pueden tenerlo.

 

Conseguir esta aceptación, ya sea con desobediencia o cualquier otro medio, sacrificándonos a nosotros mismos, conlleva a la pérdida de nuestra libertad. El que cree en sus principios y los defiende por encima de todo, es más fuerte de lo que cree, y puede influir en otros pero para bien.

 

Muchas personas que viven bajo esta presión, no disfrutan, no son del todo felices, no hacen lo que se les apetece por miedo del qué dirán. Viven para otras personas, para contentarlas, para recibir y obedecer órdenes de las que luego pueden arrepentirse. Cuando la familia o los amigos insisten en convencernos de algo, simplemente debemos defender nuestra propia opinión, hasta que desistan y sepan la respuesta que se van a encontrar.

2

Cómo ser uno mismo hoy en día en la adolescencia, ya no depende de los factores internos de las personas sino también de su entorno. Es muy importante que haya buena comunicación entre padres e hijos. Es bueno que mantengan una relación abierta, que le transmitan confianza para que así no tenga ningún problema en comentarles sus inquietudes, preocupaciones u opiniones. Así siempre se podrá evitar que se junte con el grupo equivocado o adopte malos hábitos.

 

En cuanto maduramos y somos capaces de ver qué estamos haciendo mal, que no somos lo suficientemente felices como podríamos serlo evitando algún tipo de amistades tóxicas, o no darle importancia a lo que digan los demás, entonces, y sólo entonces, seremos dueños de nuestras vidas. Donde podemos ser nosotros mismos, donde no recibimos ningun prejuicio o crítica por ello, ese, es nuestro sitio. Lo más importante, es conocerse a uno mismo y saber cuáles son nuestros valores o creencias. Y sobretodo, pensar que a veces, lo que la sociedad diga o haga, no tiene por qué ser lo mejor.

 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*