Autoestima, afectos y emociones

Por Ariadna Verona y Laura Alonso (4C ESO, materia de Filosofía):

Los seres humanos estamos formados por características vitales, cada uno elige esta escala de valor según plantea el filósofo Starte, ¿Cuáles son estas características? ¿Cuál es su función? ¿Pueden acarrearnos problemas?

Los temas que nos van a resolver estas dudas van a ser los estados de la autoestima, el afecto y las emociones y el propio desarrollo de la empatía.

La autoestima se define como la forma en la que nos valoramos. Algunas personas tienen un amor propio muy alto y otras una autoestima bastante baja. El objetivo es contar con una autoestima adecuada. Esta característica es quizás de la más importante a la hora de desarrollar una vida diaria, el primer paso es comenzar a creer en sí mismo, le permite llevar el control de su propia vida. Lo capacita para hacer lo que desea y es la fuente de la salud mental. Otra gran importancia que remiten en esta característica es que nos permite tener un sentido de dirección y de control en su vida, nos permite afrontar problemas y tomar decisiones correctas. Sin embargo, muchas personas no poseen los anteriores comportamientos, esto se debe a que su nivel de autoestima no es el óptimo, diferenciando así la baja autoestima de la alta. Los síntomas que pueden acarrear la baja autoestima son: inseguridad acerca de quién es usted y falta de confianza, así mismo puede conllevar problemas de intimidad en relaciones o esconder los verdaderos sentimientos, también puede presentar una falta de confianza a la hora de lograr una meta, o de perdonarse. Y el más importante es el miedo al cambio. A diferencia de lo mencionado la alta autoestima presenta síntomas como el exceso de confianza en sí mismo, incapacidad de mantener una relación, o presentar sus sentimientos sin tener en cuenta herir los sentimientos de los otros. Las personas con una autoestima sobre evada son capaces de perdonar acciones de otros mediante un sentimiento de venganza.

Los problemas más graves que pueden ocasionar comportamientos extremos son por ejemplo la depresión que puede desembocar en un suicido, que es la culminación de la depresión, o problemas y conflictos sociales que causa la alta autoestima.

Solemos identificar el afecto como la emoción, pero son fenómenos distintos, aunque relacionados entre sí. La emoción la identificamos como una respuesta individual interna hacia ciertos estímulos en una situación determinada, en cambio el afecto es un proceso de interacción socialmente entre dos o más organismos

Las emociones son reacciones psicofisiológicas que representan modos de adaptación a ciertos estímulos del individuo cuando es percibido por un objeto, persona, lugar, suceso o recuerdo. Cuando nacemos adquirimos emociones básicas como el miedo, el enfado o la alegría, pero a medida que vamos creciendo cada individuo experimenta una emoción de forma particular, tras sus experiencias anteriores, aprendizajes, su carácter y de la situación concreta. El cerebro controla nuestras emociones, así que podemos decir que la emoción es algo que se produce dentro de nuestro organismo, en especial en el sistema límbico. Las emociones no solo contribuyen en la supervivencia, sino que también nos impulsa a la acción y a la reflexión, podemos decir que las emociones se pueden utilizar no solo para tomar conciencia, sino que también para reflexionar, evaluar acontecimientos, crear y actuar. Se podían clasificar en 3 ramas; en la primera pondríamos las emociones negativas: como la ira, el miedo o la tristeza; en la segunda rama, comentaríamos las emociones positivas: como la alegría, el amor, la felicidad y por ultimo las emociones ambiguas como la sorpresa o la esperanza.

El afecto se puede definir como un proceso de interacción social entre dos o más organismos, también se puede definir como la acción a través de la cual una persona o ser humano le demuestra su amor o cariño a otra o varias personas, lo que nos lleva a entender que dicha persona tiene efecto por otra, tiene gestos y acciones que expresan cariño, estima aprecio y cordialidad por otra u otras personas que también le ha demostrado ese sentimiento. El afecto es algo que fluye y se traslada de una persona a otra persona. El afecto se trata de un estado mental o disposición comúnmente asociada a un sentimiento de amor, una demostración de afecto puede generar diversas reacciones emociones. Dar efecto requiere esfuerzo, cuidar, ayudar y comprender a otra persona.

Por ultimo a pesar de las diferencias el afecto está íntimamente ligado a las emociones, ya que se pueden utilizar términos semejantes para expresar una emoción o un afecto como: “me siento muy seguro” (emoción) o “ me da mucha seguridad” ( afecto), así pues designamos el afecto recibido por la emoción que nos produce.

La empatía es otra de las características que poseemos los seres humanos. Se define como ponernos en el lugar de la otra persona, pero es mucho más que eso. Es la capacidad de comprender la vida emocional, esto supone la escucha activa, la comprensión y el apoyo incondicional. Ser empáticos es recomendable porque nos permite disfrutar de las relaciones sociales, también ayuda a sentirnos mejor con nosotros mismos, así mismo nos permite ser más respetuoso y nos facilita la resolución de problemas.

Las personas empáticas se diferencian por ciertas características que presentan, las cuales nombraremos a continuación:

SABER ESCUCHAR: Es una característica esencial de la empatía, ya que a las personas empáticas les gusta establecer relaciones enriquecedoras y constructivas. Siempre estarán dispuestos a escuchar al otro y son buenos conversadores.

COMPRENDER AL OTRO: Una persona empática es capaz de comprender y saber lo que puede sentir la otra persona, también de entender sus estados mentales de manera sincera.

IDENTIFICARSE CON EL OTRO: Ser empático es también ser capaces de ponerse en el lugar del y entender de manera sincera lo que piensa o cree.

SER SOLIDARIOS: la empatía tiene mucho que ver con la solidaridad, ya que tienen ganas de ayudar al otro, especialmente cuando este lo necesiten.

SER RESPETUOSOS: las personas empáticas respetan al otro ser en sus sentimientos, ideas, conductas… y en su forma de ser, aunque no estemos de acuerdo o no sea de nuestro agrado.

 

1 Comment

  1. Buenas noches, es un tema que me gusta mucho y sobre el cual podríamos tener grandes conversaciones, extrayendo de ellas aprendizajes y puntos de vista diferentes. La empatía es una capacidad psicológica verdaderamente buena, aunque por otro lado debemos asegurarnos de que ponerse en el lugar de la otra persona, no debe suponer una nueva carga para nosotros.
    Por otro lado la autoestima tiene que ver más con la parte emocional que poseamos. Las personas muy racionales suelen tener autoestima muy alta y las muy emocionales muy baja. El equilibrio entre nuestra parte racional y la emocional sería la “perfección”

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*