Algunas respuestas presocráticas: Heráclito y Demócrito

Andrea Cáceres González:

Heráclito: (504 a. C.)

  • Heráclito fue un filósofo griego. Desde sus orígenes y a lo largo del período cosmológico, anterior al período antropológico que iniciaría Sócrates, el pensamiento griego se orientó hacia la búsqueda de un principio constitutivo ( arché o arjé) común a la pluralidad de seres sustancia material ( el agua en Tales de Mileto, el aire en Anaxímenes), en la de Pitágoras, en un principio formal ( el número o ley numérica).
  • A tenor de lo que se desprende de los diversos fragmentos, Heráclito explicó la práctica totalidad de los fenómenos naturales atribuyendo al fuego el papel de constituyente común a todas las cosas y causa de todos los cambios que se producen en la naturaleza. La cosas nacen del fuego por la vía descendente (fuego, aire, agua, tierra) y vuelven a él por la ascendente (tierra, agua, aire, fuego). La importancia que concedió a la afirmación de que todo está expuesto a un cambio y un flujo incesantes («Todo fluye y nada permanece») seguramente fue exagerada por Platón, quien contribuyó de manera decisiva a forjar la imagen del filósofo efesio.

 

 

Saray de la Guardia:

Demócrito: ( 460-370 a. C )

Demócrito fue un filósofo y matemático griego que vivió entre los siglos V-VI a. C. Discípulo de Leucipo, se le llama también “el filósofo que ríe”. Pensador con un amplio campo de intereses, es especialmente recordado por su concepción atomista de la materia.

Demócrito desarrolló la “teoría atómica del universo”, concebida por su mentor, el filósofo Leucipo. Esta teoría, al igual que todas las teorías filósoficas griegas, no apoya sus postulados mediante experimentos, sino que se explica mediante razonamientos lógicos. La teoría atomista de Demócrito y Leucipo se puede esquematizar así:

  • Los átomos son eternos, individuales, homogéneos, incomprensibles e invisibles.
  • Los átomos se diferencian solo en forma y tamaño, pero no por cualidades internas.
  • Las propiedades de la materia varían según el agrupamiento de los átomos.

Defiende que toda la materia no es más que una mezcla de elementos originarios que poseen las características de inmutabilidad y eternidad, concebidos como entidades infinitamente pequeñas y, por tanto, imperceptibles para los sentidos, a la que Demócrito llamó átomos.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*